domingo, enero 03, 2010

ARRÁSTRAME AL INFIERNO

Y no os voy a hablar de esta peli, sólo os diré que me ha gustado bastante y que aparte de algún que otro detalle he disfrutado de lo lindo con ella.
Lo que os quiero contar es algo que me pasó hace unos años y que recordé ayer al ver la película. Fué el verano del 97, había ido a dar una vuelta al mercadillo, a comprarme alguna cosa... cuando de repente me encontré con una gitana de estas que te ofrecen o venden una piedrecita. Aclarar que no tengo nada en contra de las personas de otra raza aunque creo que esto ya lo he dejado claro en más de una ocasión, simplemente lo cuento como sucedió. Se plantó frente a mí, me miró a los ojos y me dijo:
- Morena, veo el sufrimiento en tu cara. Toma esta piedra, te dará suerte.
- No, gracias.
- No me la rechaces...
- No, de verdad...
- No me la rechaces, te puede pasar algo.
Y me fuí, me la dejé allí con la piedra y me fuí.
Dos o tres días después iba a llevar a mi ex a su trabajo. Lo llevaba en coche a mediodía y después lo recogía por la noche. Siempre iba sola pero aquel día mi madre se empeñó en acompañarme:
- ¿Para que vas a venir mamá?
- Así me doy una vuelta.
- ¡Anda ya! con el calor que hace... si yo no tardo nada, quédate aquí anda.
- ¿No quieres que vaya?
- Si es que es tontería, ya voy yo sola.
Después me supo mal porque vi que se quedaba con las ganas:
- Venga va, vente anda.
Hacia allí todo bien, mi ex se quedó en el curro y mi madre y yo volvíamos para casa. Circulaba detrás de un trailer (un camión de estos tan largos) cuando de repente (todo fué cuestión de segundos) me di cuenta que había parado de golpe y además de debajo suyo salía humo. Miré por el retrovisor para esquivarlo pero en ese momento venía un coche por mi izquierda, ya os digo, todo pasó en segundos. Pisé el freno pero ya era demasiado tarde, metí medio coche bajo el trailer. Yo pude salir, milagrosamente no tenía ni un rasguño. Recuerdo que me bajé con un cabreo impresionante, hacía unos meses que le había arreglado un lateral al coche después que uno me pegara un porrazo y ahora aquello. Cuando miré hacia delante no podía creer lo que veía. El trailer no había frenado, por eso yo no había visto en ningún momento las luces de freno que me avisaran. Lo que había pasado es que se le había desenganchado el remolque que fué donde yo me empotré y la cabina estaba unos metros más adelante. Curioso accidente ¿verdad? Todos estos detalles; la luz de freno, el desengancharse el remolque fueron los que hicieron que yo no tuviese la culpa. Porque alguno podeis pensar (y es así) que el que da por detrás siempre es culpable, pues en este caso no porque a mí en ningún momento hubo nada que me avisara de lo que estaba pasando, guardaba la distáncia de seguridad como después se demostró y además que lo de desengancharse el remolque fué un fallo muy grave de mantenimiento. Por todas estas cosas que el seguro de él tuvo que hacerse cargo de todo.
Volví a mi coche y cuando miré dentro aquello ya terminó de desquiciarme. Mi madre estaba atrapada entre la guantera y el asiento, había roto el cristal delantero con la frente y estaba empapada en sangre. Dos coches me habían dado también por detrás, la gente había bajado de los suyos y empecé a gritar:
- ¡Un pañuelo! ¡necesito un pañuelo!!!!!! Mi madre está sangrando.....
Aún se me saltan las lágrimas cuando lo recuerdo.
En ese instante llegaba la policía, la ambuláncia y los bomberos mientras yo me iba hacia el conductor del trailer:
- ¡Hijo de puta!!!!! ¡Me cago en .....!!!!
Si, ya sé que el no tenía culpa pero en esos momentos no piensas. Sólo me decía (era holandés):
- I´m sorry.... I´m sorry...
La policía me separó de él, intentaron tranquilizarme y entre la confusión ya sólo recuerdo como los bomberos la sacaban, le ponían un collarín y la ambuláncia se la llevaba.
De ahí me llevaron a comisaría después de hacer el parte para declarar y tal... la verdad es que fueron muy amables y se portaron muy bien conmigo.
El resultado de todo esto fué que mi madre sufrió una fractura en la pierna, el brazo roto en cuatro partes y un corte profundo en la frente. El coche siniestro total por supuesto, aunque eso era lo que menos me importaba.
Tres operaciones... al principio incluso me dijo el médico que tal vez se quedase en una silla de ruedas, ya era mayor y esto complicaba bastante la artrosis que sufría. Tres meses ingresada en el hospital sin apenas poder moverse y un año de rehabilitación. Su sufrimiento, el mío... y el sentimiento de culpabilidad que me quedó: - Si yo al final no le hubiese dicho que viniera...- no paraba de repetirme esta frase.
Mi padre había muerto un año atrás, yo apenas terminaba de salir de un tratamiento psicológico y aquello fué otro duro golpe aunque esta vez no me hundí. Supongo que pensé en que mi madre no tenía a nadie más y yo no podía fallarle.
En poco más de un año se recuperó aunque le quedaron secuelas que aún hoy en día padece. Si, la indemnizaron y a mí me pagaron el coche pero como yo dije en su momento: ¿quien paga el daño psicológico? ¿quien paga las secuelas y el miedo que le cogí a la carretera durante mucho tiempo? ni con todo el oro del mundo se puede pagar.
Durante muchos años recordé la mirada de la gitana y cuando vuelvo a encontrarme a alguien con la "dichosa piedra", y me ha pasado en más de una ocasión, intento esconderme por todos los medios y evitarlas a toda costa.
A veces recuerdo todo aquello, por ejemplo ayer, y pienso: ¿fué casualidad? ¿o tal vez no? No lo sé...

Nota: por suerte ,y me refiero a mi antiguo problema con el alcohol, aquella era una buena época en la que no bebía. Y digo por suerte porque aunque se demostrara que no fué culpa mía, aparte del sentimiento de culpabilidad que ya he contado antes creo que lo del alcohol me hubiera hecho sentir mucho más culpable.

27 comentarios:

Ana dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaa brujiña ya estoy de vuelta. Cuanto te eché de menos.

La película esa también me gustó mucho.Pero lo que te pasó si que da que pensar. Yo soy muy supersticiosa, y seguro que le hubiera cogido la piedrecita...
Menos mal que lo de tu madre, no fuera peor y se pudiera recuperar.

Te deseo un 2010 embrujado ( en el buen sentido,jeje)
Besos

Estrella_Matutina dijo...

Vaya susto pasaríais. Me alegro que al final se recuperase tu madre.

Yo soy bastante escéptico, y por suerte no me ha pasado lo que a tí. Si me hubiese pasado no sé lo que pensaría, pero seguramente creería que fué casualidad.

Mil besotes. Muaaaaaaaaaaaacks!!!

Liova dijo...

Hola Lara! Si tuviéramos que coger todo lo que nos ofrecen por la calle te aseguro que tendríamos la casa llena de trastos sin fundamento y el bolsillo más vacío. Supongo que las cosas pasan porque tienen que pasar, pienso que el destino está más que escrito y nada ni nadie lo puede cambiar aunque a veces intentemos aferrarnos a amuletos para alejar el mal fario. Pero claro, esta es una modesta opinión de alguien que no conoce la verdad. BESITOS Y SALUDITOS DE MUCHA LLUVIA Y FRÍO.

dragonfly dijo...

Aunque ya conocía la historia de tu otro blog se me han puesto los pelos de punta igual

yo no creo en malas suertes ni males de ojo, pero toco madera por si acaso :S

un beso enorme

Jaime Rivera dijo...

Interesante vínculo con lo de la piedra. Yo creo que fue una mala casualidad. De todos modos entiendo que tengas precaución ahora al encontrarte con personas que podrían causarte algún mal...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Si es que en el infierno se debe estar muy calentitoooo! jajaja

Saludos y un abrazo enorme.

Espero que hayas tenido un estupendo inicio de año.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ufff yo soy algo supersticioso, sobre todo, para las cosas malas. Creo más en la suerte negativa que en la positiva. Besos.

Nerim dijo...

querida Lara, lo mejor de todo es que lo podeis contar, con secuelas psicologicas y tal vez alguna que otra secuela fisica, pero lo podeis contar.

A mi tambien me pasó algo raro con una gitana, iba por la calle con mi hermana y me detiene una gitana de frente, me pone los dos dedos en la frente y me dice " alguien al que tu no has hecho ni deseado nada malo, te desea el mal por envidia, cuídate mucho pues su influencia es muy fuerte", no me pidió nada y se fué repiteindo que me cuidara mucho.
Aquello me puso muy nerviosa más por la sorpresa inesperada que por lo que me dijo. Pero si es verdad que a partir de ahí las cosas empezaron a torcerse, con lo que tuve que ponerme en guardia y luchar para que esa influencia no me siguiera perjudicando.

Hace años de esto y no se me ha olvidado nunca.

Tengo confianza en este año 2010 y creo que este año todo será diferente y mejor. Lo mismo deseo para ti miq uerida Lara.

Un beso

chapete dijo...

Seguramente el camión tropezó con la piedra de la gitana.

Pero no hay mal que por bien no venga. Está aquí para contarlo

Anthony de Hentzau dijo...

Yo temo a los sicilianos, pero las brujas gitanas que dan piedras quedan añadidas a la lista...

Menos mal que no fue mucha cosa.... peroe stas cosas dan que pensar.

Besos y ciao!

SOMMER dijo...

Qué mala espina. Te habrá echado mal de ojo, la muy jodía...

P´PITO dijo...

oye me encantan las peliculas de terror, en la primer oportunidad voy a verla....

un vez se me acerco una gitana y me dice.....

"dame 100 pesos y te quito la sal"

y le contesto...

"mira te doy 500 pesos pero quitame la azucar"

jajajajajajajajajajaj

me rio y que me hecha la maldicion, desde ahi no he podido bajar de peso se me hace que me esta convirtiendo en marrano!!!!

jajajajajajajajajajaj

saludos

Lara dijo...

P´PITO: pues te la recomiendo, tú ve a verla y ya me contarás ;) Y a mí también me gustan mucho las pelis de terror. Sobre lo otro..... ¿tú crees que es una maldición o es que comes demasiado? jajaja....
Muuuuuuuuuuuuuuuacks!

Nocheoscura dijo...

Yo tuve un accidente y casi mato a mis hermanos, fue culpa mía. ¿Se podría haber evitado? Nunca me lo he peguntado, sólo sé que si hubiera conducido uno de ellos también hubiéramos tenido el accidente (o no).

Lo importante es que pasó y lo podemos contar.

Un abrazo.

Wendeling dijo...

Aunque no tengamos la culpa, aunque hicierámos lo que hiciéramos hubiera seguido pasando, siempre nos queda esa espina clavada.

Así que solo decirte que no, que no tienes la culpa por no haber cogido esa piedrecita.

Besos de una maia.

Cris dijo...

No tienes por qué sentirte culpable por nada en relación a tu madre, al contrario, actuaste muy rápido y muy bien, y no te lo tomes a mal, pero mucho menos creo que tienes que caer en el error de asociar el accidente a la gitana, ni a una encadenada que no reenviaste, ni a nada por el estilo por la necesidad de buscar un culpable.
Tu madre tiene mucha suerte de tenerte.
:)

Besos.

Pd: Yo vi el otro día Zombieland. Ta bien, un poc chorra, a años luz de Planet terror, pero entretiene.

Lara dijo...

Cris: yo también la vi hace unos días. Entretiene y te ríes un poco, hay que joerse con lo rarito que es el chaval, jajajaja...

moderato_Dos_josef dijo...

yo también me topé con una gitana en Granada y me montó un espectáculo porque le rechacé una plantita mágica. Desde entonces mi vida fue un rosario de desgracias. Hoy el efecto maligno parece haber desaparacido. toco madera!
Besos y abrazos!

CAMALEÓN S.L.P.C. (director y presidente:Gerardo G.C.) dijo...

tienes un blog muy guay

^^



tienes que ponerte un seguidor para que te visite todavía más gente =D

GLoRia dijo...

Holaaaaaaaaaaaaaa.

Feliz año!

Yo la vi yo la vi!! hace naaa y pienso como tú, aunque tiene cosas que no pegan mucho, da sustos buenos y eso se echan en falta en el cine de terror... q ya ni miedo ni na!!

No te martirices por lo de la gitana y la piedra... yo tb las evito, me da repelus todo eso del futuro y leerte la mano... na na, salgo corriendo.

Un beso fuerte y me alegro de que tu madre se recuperara.

Chasky dijo...

Últimamente cuando leo tus posts no tengo ni puñetera idea qué comentarte.

No sé, pero mi opinión es que las gitanas y sus maldiciones son meros cuentos, si tuvo que ocurrir aquello no fue para nada por culpa de la piedrecita.

Lara dijo...

:( Jo Chasky pues yo creo que sigo más o menos en la misma línea de siempre ¿no? Bueno, tú no te preocupes que si no se te ocurre nada pues no comentas y listo que hay confianza.

P´PITO dijo...

oye mujer....aqui pasando a desaerte buen fin de semana...

como que no puedes ver videos...y ni siquiera te puedes meter a youtube?

porque pongo un link en la parte baja...

saludos y besos

Javier Gómez dijo...

Bueno lo importante es que todo se quedó en un susto, besosssssssss

Carlos dijo...

Que bueno que tu mami está bien, y si, el daño sicológico nadie lo paga.

Besotes y felíz año Larita :)

HOMERO dijo...

Estimada Lara: No tiene que ver nada la gitana con el accidente. No hay nexo causal, es una simple coincidencia. Me ha gustado leer este post por que he podido conocer algo más de vos. Un beso y saluda a tu madre de mi parte. H.

carmncitta dijo...

piensa que no tuvo relación, desgraciadamente pasó y punto. No sé que más decirte.

Apunto la recomendación :P