jueves, mayo 05, 2011

MALOS MOMENTOS

Cuando te han quitado un alien (quiste) las curas son diarias y ves que la cosa va para largo, tu madre no es que tampoco goce de mucha salud, el único perro que te queda después de hace un año de haber tenido que sacrificar al otro, está en las últimas y la situación económica no acompaña para nada.... Cuando te das cuenta que realmente no eres tan valiente como creías (eres una aprensiva que por llevar un puto agujero en la espalda está que trina), y tu cabeza está dándole demasiadas vueltas a todo eso, es el momento de tomar una decisión: me corto las venas o me las dejo largas. Debería hacer esto último y hacer una trenza con ellas para escalar y salir de todos estos malos ratos que estoy pasando.


Estoy agotada, cansada mentalmente. El dolor te hará más fuerte. Si, pero cuando el dolor es en la mente ¿como se puede calmar? ¿como me puedo consolar?

Queridos, habemus depresión y creo que de las fuertes :(

10 comentarios:

Nerim dijo...

No pienses que estas en puertas de una depresión, piensa que pronto estarás bien y que saldrás airosa de este trance que te ha tocado. Piensa siempre en positivo, no te dejes abatir por pensamientos negativos, tu sabes que la ley de atracción existe, no llames a las nubes negras, recuesta tu cabeza sobre las blancas, son más mullidas y te llenan de luz.

Un beso

El Chus dijo...

Yo es que disfruto de las depresiones, qué te voy a contar. Casi toda mi ropa es negra, y voy de poeta maldito por la vida. Malos consejos, pues...

Pero te voy a aconsejar libros y peliculillas, va...

Un libro: Las ciudades invisibles, de Italo Calvino, o El caballero inexistente, también de Calvino. Bestial.

Un cómic: Las calles de arena, de Paco Roca. Hermoso.

Y una peli: The devil and Daniel Johnston. Un documental guapísimo de un artistazo como la copa de un pino al que un trastorno bipolar mandó al anonimato.

Enjoy. Y llena el agujero ese con carne roja, poco a poco, sin prisas. Y también el otro agujero, el de detrás del costillar, con más carne roja, de la que sangra...

Estrella_Matutina dijo...

Está muy claro, debes dejarte las venas largas que yo también quiero escalar por ellas ;)

Te quiero. Muaaaaaaaaaaaaaaxxxxxxxxxxxxxxxxxks!!!!

Estrella_Matutina dijo...

Por cierto, como me gusta esa fotillo de la derecha. Ñam ñam ñam...

Liova dijo...

Laraaaaaaaaaaaaaa!!!!! Por tus palabras entiendo que la situaciñon no aparenta buena... pero tu fuerza y tu sentido común hará que esto lo veas en blanco y negro con el tiempo. Es una racha más de las muchas que da la vida, la felicidad y la paz va por barrios... pero todo pasa y en estos momentos has de ser más fuerte que nunca y yo sé que TÚ LO ERESSSSSSSSSSSSSSS. MIS BESITOS Y SALUDITOS EXTREMEÑOS TE MANDO RAUDOS Y VELOCES.

azpeitia dijo...

Describes con destreza un mundo que te oprime y que nos oprime de una u otra manera a todos...pero lo haces muy bien...enhorabuena por tu blog tan sincero...un abrazo de azpeitia

Javier Gómez dijo...

Laraaaaa, animateeeee, nada de estar triste ¿eh?, todos pasamos por malas rachas, no hay que rendirse nunca y luchar contra las adversidades. Un saludo

Chasky dijo...

Noooooooooo!!!!! No te dejes vencer por la depresión, piensa en positivo porque esto seguro que es una mala racha que se irá en seguida.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pues entonces, simplemente ánimo...

Saludos y un abrazo.

Carlos dijo...

¡Ánimo Lara!