viernes, septiembre 19, 2008

NADA ES LO QUE PARECE

Esto es así muchas veces y es algo que he podido comprobar con el dichoso análisis de sangre. Ya lo he dicho en varias ocasiones, le tengo bastante miedo y no es la típica fobia a las agujas porque yo me pincho cada día y no tengo ningún problema. He intentado vencer ese temor durante todos estos años (creo que uno cada seis meses debería ser suficiente para conseguirlo) pero no lo he conseguido del todo. Ya es mucho que vaya a hacérmelos, claro que no tengo otro remedio si quiero tener a la "coleguita" controlada. Esta vez lo he llevado bastante mal y es que estoy pasando una mala época, de hecho la doctora después de visitarme me ha recetado unas pastillas que son antidepresivos y para la ansiedad, además de derivarme al médico de cabecera para seguir un control. Así que si normalmente voy bastante nerviosa, esta vez ha sido el "no va más", jajaja...
Me acompañó mi vecina, por llamarla de alguna manera porque es como si fuera de la familia, y al verme en el estado que iba entró conmigo al análisis.
Bien, nada más entrar ya empecé con mis palabras de siempre:
-¡Uf! estoy muy nerviosa.... de verdad..... es que me encuentro fatal...
- Bueno, tú siéntate ahí, anda.
Me siento, toda yo temblando, todo el cuerpo agarrotado.
-Pero ¿por qué estás así? Si esto no es nada, venga va, dame el brazo.
El brazo preparado, a un lado la enfermera, al otro mi vecina abrazándome e intentando tranquilizarme, cuando oigo estas palabras:
-¡Uf nena! pues lo vamos a tener bastante mal, no te encuentro ninguna vena. Pero mal, mal.
Entonces se dirige a mi vecina:
- No sé que voy a hacer con ella, no le encuentro donde pinchar.
Yo entre esas palabras había notado un pinchacito pero casi nada. Vamos, porque prestaba mucha atención a cualquier cosa que si no ni lo noto.
En esos momentos ya estaba desesperada, alterada a más no poder e incluso con mareos. Esperaba que en cualquier momento buscara el otro brazo, esperaba un pinchazo o quizás dos, o tres..... cuando me dice:
- Anda, sujétate el algodón ¿eso podrás hacerlo?
- ¿El algodón? ¿qué algodón?
Y es que ya había terminado todo y yo aún estaba esperando que empezara, jajaja...
Lo bueno es que cuando me dijo aquello de: "pues lo vamos a tener bastante mal, no te encuentro ninguna vena" ya me había sacado un tubito de sangre de los tres de rigor, jajaja... Esto me lo contó mi vecina después, que ella si que lo vió y le hizo caso a la enfermera que aguantándose la risa le hacía señales para que no dijera nada.
Tengo la suerte de que donde me hacen los análisis como la visita es una consulta pequeñita, siempre son los mismos, somos poquitos cada vez y pueden permitirse dedicarse a los pacientes el tiempo que sea necesário. Por otro lado tengo la mala suerte de tomarme estas cosas así y al fin y al cabo la que pasa un mal rato soy yo. Supongo que todo el mundo le tiene miedo a algo, pues ya está, que le vamos a hacer, está claro que no soy tan fuerte como creía.
Lo que si me ha quedado claro esta vez es que todo esto es psicológico y que Nada es lo que parece.

Nota: edito para comentar sobre la exploración neurológica que al fin y al cabo es lo importante, todo sigue igual, con mis secuelas y ni ha ido a más ni a menos. Ainssssss.... a veces incluso olvido la enfermedad, jajaja...

26 comentarios:

pez dijo...

Que verguenza como está la sanidad venga a mentir a la gente así. Oye que he pensado que para que la próxima vez no vuelvas a ser victima de sus maquiavelicas mentiras ¿y si te pones una diana en el brazo? no se igual ayuda un poco yo el otro día me pinte una flecha lastima que se borrase.

Nerim dijo...

Ya ha pasado todo, te das cuen...? Estoy contigo que nada es lo que parece y que todo, absolutamente todo es psicológico, por eso aquella frase tan bien dicha de Serrat que lo importante no es lo que te pase en la vida, es como te enfrentes a lo que te pase.

Y si que eres valiente, yo diría que muy valiente pues es de valientes sentir miedo, los que nunca temen nada son unos inconscientes de categoría.

Un beso

Señor Oscuro dijo...

Pues yo diría que sí que eres fuerte, porque aunque tenías miedo, aguantaste como una campeona ;)

Espero que los análisis estén bien :)

Muuuacks!!!

RacuRock dijo...

asuuu a mi hace siglos que no me meten la agujita... ya hasta me olvide que se siente... pero si el proximo anio salgo de viaje a america central o del sur de echo me ganare unas tresw o cuatro pinchaditas... coraje

moderato_Dos_josef dijo...

Pues no me pareció mal la bromita que te hizo así ni te enteraste de que te había pinchado jajaja. Por cierto mi amiga, te estimo mucho mucho y estoy algo preocupado. ¿Qué enfermedad tienes? Bueno, no tienes porqué decírmelo, soy curioso pero no pesado. soy hijo de médico y ya se sabe... mala hierba jajaja. Nada, nada perdona Lara. Cada uno tenemos nuestros problemas. Un besazo!

gloria dijo...

Me alegro de que al final pudieras soportarlo bien, si es que la sanidad ahora busca estrategias muy ingeniosas :)
venga ánimo guapa.
besis

Luminicus dijo...

Hay amiga te entiendo a mi me pasa lo mismo con el dentista!!!!!!!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ufff, yo tengo pánico a las inyecciones ufff qué miedo

besos.

carmncitta dijo...

Utilizó contigo una técnica de distracción jajajaja, muy buena. Todo está en la mente, sí señor, pues donar sangre duele y molesta todavía menos, con eso te lo digo todo :)

Me alegro de que tu enfermedad esté estable. CUando hice prácticas en medicina estuvimos en la parte de neurologia y vimos muchos casos y que se mantenga estable y que no aparezcan brotes a menudo es lo mejor :)


un abrazo fuerte!!

Hasta los cojones. dijo...

Te llevarías de coña con mi hermano, también le van las calaveras y esas cosas ;)
Grandes la polla, que recuerdos.
Con lo de las plantas, te llevarías de coña con mi mujer, una fanática de ellas.
Una manzana con un espejo mágico de fondo… No, se, no se. Je, je, je…
Tu perro tiene muy buen gusto ;)
Y me alegro un montón de que la cosa este “controlada” pero mucho, mucho.

Un besazo enorme y mucho ánimos (despertando del coma)

Chasky dijo...

Pues claro que eres fuerte y quien no tenga miedo a algo es que es un mentiroso o no es de este mundo.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Ya pasó todo por suerte... ahora lo que venga a hacerlo, pero feliz.

Te mando un beso.

Félix dijo...

¿Sabes qué? Me parece estupendo que te olvides de la enfermedad. Es un buen síntoma, una forma de vivir de verdad.

En cuanto a lo de la aguja, ha sido divertido porque te ha hecho un favor. Yo, cuando lo temo, tengo que mirar cómo me pinchan. Si no lo veo se me ponen los pelos de punta.

Un beso. Gracias por seguir ahí.

Ricard dijo...

odio las agujas... dios... como las odio... la noche antes de un análisis de sangre nunca puedo dormir...
gracias por ayudarme a revivir este trauma!
;-)
besos
ricard

Javier Gómez dijo...

Yo tb lo paso mal con los análisis de sangre pero bueno... Por lo menos la enfermera de alguna forma te ha ayudado a que ni te dieras cuenta jejeje. Besos

delitosliricos dijo...

cuidate sí?
si? xD
y por supuesto diviérteteeeeeeeeeeee
si si si si¿
SÍIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
Bezosssss!!!!

Zafferano dijo...

Hola brujilla! Cómo va a ser eso de que le tienes miedo a un análisis de sangre? Yo tengo uno el 7 del mes que viene! Y estoy pensando no ir...

Cuídate linda, me gustaría saber qué te pasa...

Un beso grande!

Dave dijo...

Me alegro de que todo fuera bien, Lara. ;)

Por cierto... We're back. ^^

Erebus dijo...

Bueno, ya somos muchos los que estamos hasta más arriba del vampiro de bata blanca. Yo también tengo que hacerme análisis de cuando en cuando, más a menudo de lo que me gustaría. Y a mi lo que me da miedo no es que me pinchen, sino quien lo hace. Cada vez hay una prácticante diferente. A veces te lo hacen bien, te cogen la vena a la primera y sales bien, pero otras, te toca una que se pone más nerviosa que tú.... y te pueden hacer cada estropicio que ni te cuento. En eso tienes suerte, ya que ahí parece que la cosa está controlada. Así que ánimo, que lo único malo al final va a ser ir en ayunas.

P.D: No sabía que lo llamases "El templo del fuego". ¿Tan alta ponen la calefacción?

Pepe dijo...

Un besote para que te salgan bien todas tu cosas y un millón de gracias por tus cometarios. Besucos desde Cantabria, así: muackssssssss.

topmonsters dijo...

Hace mucho tiempo que no me pasaba por aqui y casi no reconozco la casa

kyle xy dijo...

Lo mejor en estas cosas es tomarselo con la mayor filososfïa posible:
SALU2

Tony S. Flashman dijo...

La aguja siempre impone. A mi me imponía la primera vez, pero desde entonces dono sangre habitualmente. Este viernes me toca...

Saludos y mejorate!

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

hola lara...¿cómo estás?
Dos cosas: primero ya van varias veces que entro a tu blog y tengo que bajar bastante para encontrar lo que escribiste, quizás no lo viste, revisalo. la parte de arriba la veo en blanco ¿xq será?

Y segundo, fui a ver a Angelina Jolie en la película Wanted (Acá se llama Se busca) y cada vez que la veo a ella, me acuerdo de vos.
Es inevitable.

te mando un beso.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

¿Pero qué te pensabas? ¿Que Lara Croft no tiene miedo? Pues sí, pero se enfrenta a ello y sale siempre vencedora ;-)
Me alegro de que no haya ido a más :-)
Un abrazo fuertote.

Suzu Kid dijo...

jejeje, tim burton mola y es un icono gótico. las dos cosas! aunque no molan todas las pelis si que tiene cosas que son maravillosas. besos