martes, noviembre 07, 2006

OS VOY A CONTAR UNA HISTORIA.......

Corría el año 1987... L. era una niña de 14 años, como cualquier niña de su edad, estudiaba, salía, tenía sus amistades... Un día conoció a D., él tenía 9 años y aún habiendo esa diferencia de edad, se hicieron muy buenos amigos. Iban a todas partes juntos, compartían tantas cosas... Dos años después, D. le presentó a su hermano mayor y ella se enamoró de él. Sabía que no le convenía, sabía que no era un chico como debía ser. J. era agresivo, tenía serios problemas con las drogas y con la justicia, pero aún así a ella no le importó, creyó que podía sacarlo de donde estaba hundido y más o menos lo consiguió. Pero todo esto le costó años y años de sufrimiento, de lágrimas, de dolor. El dolor de verlo día tras día, año tras año en las peores situaciones que os podais imaginar. Drogas, alcohol, robos, peleas callejeras, detenciones e incluso la cárcel. Tres veces entró en la cárcel y aunque pocos meses cada vez, era lo suficiente para hacerla sufrir de una forma que jamás hubiera imaginado. Era durísimo ir a verlo a ese sitio, era muy duro y ella era tan joven... Pero pudo con todo, con todo eso y más. Mientras, su relación con D. seguía igual. Habían pasado de ser amigos a ser más o menos cuñados, pero la amistad era muy fuerte. J. le había prometido mil veces que cambiaría y ella se lo creyó una y otra vez. Y la verdad es que si cambió, aunque siempre, y aún sigue siendo así, ha mantenido un fino hilo que le ha seguido atando a aquel mundo. L. tuvo muchos problemas con sus padres, intentaron separarla mil veces de él pero no lo consiguieron. Llegó incluso a irse de su casa durante varios días. Al final viendo que no podían hacer nada y que parecía que había "cambiado" tuvieron que aceptarlo. Siete años después de haberse conocido se fueron a vivir juntos. Entonces vinieron unos años de calma, aunque siempre, como os he dicho antes, ese hilo permanecía ahí y él lo cruzaba en el momento menos inesperado. No se comportaba nada bien con ella y ella sufría mucho.
La amistad con D. seguía igual pero él ahora tenía 23 años y ella 27. Habían crecido y habían pasado de ser amigos a ser cuñados. D. iba muchas veces a pasar los fines de semana con ellos. La relación era muy buena entre los tres aunque L. cada vez se sentía más unida a D. Se conocían hacía tantos años, y seguían teniendo tanto en común...
El último año de su relación con J. la cosa empeoró bastante, aquello era un infierno. Cada vez sentía menos por él y cada vez se daba más cuenta de que todo lo que había luchado, no servía para nada porque... ya no lo quería. Se despertó una mañana, lo miró, y fué en ese momento cuando supo que de todo lo que había ya no quedaba nada. Quizás fué tanto sufrimiento, tantas lágrimas lo que aquel día le hizo abrir los ojos. Y al mismo tiempo que surgió aquel rechazo hacia él, nació otro sentimiento, estaba enamorada de quien menos imaginaba y de quien menos debía... de su cuñado.
Ya no recuerda en que momento fué el primer beso, la primera caricia ni como pasó, pero pasó... porque él también se enamoró de ella, o quizás... lo había estado siempre. Y aquí empezó otra relación, totalmente diferente a la primera pero no por ello, menos dura. Siempre todo a escondidas, siempre mirando atrás...
Por supuesto dejó a J. pero sabía que él seguiría haciéndole daño, como así fué, aunque al final desistió. Incluso él se dió cuenta que aquel amor era demasiado fuerte y que nada podía hacer. Tuvieron a toda la familia en su contra y tuvieron que enfrentarse a todo y a todos para seguir adelante. También tuvieron sus dudas, había demasiada pasión, locura, deseo, pero... ¿y si sólo fuera eso? ¿y si luego se daban cuenta que sólo era un capricho y no realmente amor? Pero si lo era, vaya si lo era, porque han pasado cinco años y medio, se han casado y ese amor sigue estando ahí.
Yo conozco muy bien esta historia igual de bien que conozco a sus protagonistas porque... L. soy yo y D. es mi marido.
Podeis juzgarme como querais, me da igual. Como comprendereis a estas alturas me importa muy poco lo que la gente piense de mí. Simplemente hice lo que cualquiera haría, buscar su felicidad, y la encontré. Aún teniéndola durante tantos años tan cerca no supe verla hasta el final. Todavía dudo muchas veces si mi ex me quería, porque cuando se quiere a alguien no se le hace daño y él me hizo muchísimo. Pero bueno, todo eso ya no importa, lo que importa es que de una forma u otra encontré la felicidad.
Os dije en aquel post que quizás algún día os contara la historia, pues bien, aquí la teneis.

21 comentarios:

Wendeling dijo...

Un beso enorme, jamás se me ocurriría juzgar a nadie, porque son tantas las cosas que no conocemos. Hiciste bien y me gusta verte feliz.

Besos de una maia.

Nocheoscura dijo...

Yo no te juzgo. Ni siquiera puedo llegar a imaginarme lo duro que ha tenido que ser para vosotros.

Que no es una historia habitual, bien cierto es, que es fuerte leer algo así, también lo es.

De todas formas te hubiera intentado comprender.

Yo no te juzgo.

Baltasar Aceno dijo...

Es absurdo ponerse a juzgar a la gente, sobre todo con lo lento que va el sistema judicial español...
Lo importante es que seas feliz.
Beso

txabi dijo...

Realmente hermosa historia, gracias por compartirla. Cuando lago se ve iluminado por el amor, que no hay aandie que se atreva a ponerlo en duda o juzgarlo.

Me alegro por los dos.

Un besico

carmncitta dijo...

al final encontraste la felicidad después de un camino más o menos tortuoso y eso es lo que cuenta :D


un beso fuerte!

Chasky dijo...

Pues mira, al final es una historia con final feliz que es lo importante.

Luis dijo...

¿Y quién soy yo para juzgarte? ¿Y quienes son los demás para hacerlo?
Si todo el mundo se dedicara a sí mismo y no hay juzgar a otro este mundo no estaría tan patas arriba!!

Muy bien por ti, pq eres feliz!!

Un beso enorme

Maribel dijo...

Una historia apasionante, Lara! Me alegro de que ahora seas feliz y de que estés al lado de una persona que te quiere, te ama y te respeta por encima de todo.
Una historia con final feliz ;-)

synn dijo...

Eres muy fuerte. Menuda historia. Me alegra que al final todo saliese mas o menos y seais felices.

Alalluna dijo...

Juzgar???, quién tiene derecho a hacerlo???. Al contrario, a mi me llama mucho la atención la gente que tiene el coraje suficiente para tirar hacia delante con sus sentimientos, hay gente cobarde que los deja de lado por comodidad y después se arrepiente toda su vida... Tu vida, no fue precisemante fácil en algunos momentos, pero al final la viviste plenamente y eso es lo único que cuenta. No sé por qué pero desde el principio del post intuia que L y D eran los que iban a acabar viviendo felices y comiendo napolitanas de crema. Besos y enhorabuena por haber encontrado al final tu felicidad.

Estrella_Matutina dijo...

WOW!!! Vaya historia. Me alegro que al final encontrases esa felicidad.

Besotes.

valentina dijo...

Nadie podría juzgarte mal, porque obraste siempre bien.El amor surge donde menos se espera..y para mi vuestra historia es algo que podreis contar orgullosos a vuestros nietos.
Besitos.

Peasho dijo...

Quien te juzgue debería ser juzgado por meter las narices donde no lo llaman... ¿Quien se cree con derecho de juzgar u opinar la vida de los demás?...
Mucha gente se pone las manos en la cabeza cuando oye historias como la tuya, tachándola y tachándote de inmoral e ilógico... y esa misma persona que te juzga seguramente la caga día tras día en otros aspectos...
Existe mucha moralina y demagogia en la sociedad.
Me parece una historia preciosa, puesto que luchaste por J. y cuando te vaciaste, no viste resultados.... Y encontraste en D. lo que te había faltado años atrás, además de sentir atracción, respeto y cariño.
Muchas felicidades y ya se sabe: "al que no le guste, que no mire".
Un besote!

Mavi dijo...

Hola Lara,
Me has puesto los pelos de punta, del mundo ese de tu ex conozco bastante porque alguien muy allegado a mi pertenecía a él. Sé por experiencia lo duro que es vivir con alguien así y lo frustrante que resulta intentar cambiarlos.
Si decidiera juzgarte, mi veredicto sería que eres una gran mujer, con mucha fuerza y valentía para enfrentarte a la adversidad y que las buenas intenciones tienen su recompensa como en tu caso haber acabado estando enamorada y feliz.
Un beso

Estrella_Matutina dijo...

Pues sí, a ver si nos vemos. Si miras en el enlace que pongo, también me puedes reconocer.

http://satan.blogia.com/2006/092701-cerveza-a-un-euro-parte-ii.php#comentarios

Besotes.

Mr.Celofan dijo...

Bien está lo que bien acaba.

Anónimo dijo...

Felicidades Lara por tu valentia para luchar por tu amor , por tu vida , con todas sus dudas , sus incertidumbres, ante una nueva vida , por no tener miedo al fracaso y por vivr con la verdad por delante. Ojala todos fueramos capaces de ello.

Paola dijo...

No todas las historias terminan como un lindo cuento de hadas, simplemente porque no lo son; es muy diferente lo que se vive a lo que se cuenta…es duro cuando lees y te topas con partes que te identifican en un momento de la vida, aquel que pensas que ya paso pero te das cuenta que sigue ahí…
Mi historia es muy parecida, pero muy diferente…. También tiene aquel vínculo familiar, esta persona me llevaba 10 años, yo tenía 18; pero lo conocía desde que tenía 11…………
Siempre pensé en los demás, cuando fui egoísta pensando en mi, me enamore y se sentía también que solo me eche a volar, consiente de lo que estaba haciendo, con temor a ser descubiertos, aquel temor que avivaba mas lo deseos de lo prohibido …todo tan mágico…..
Pero decidí terminar; volví a pensar en los demás, fue duro, muchas lágrimas, desasosiego…todo sin ser nada….
La verdad se supo, y palabras no hay o no las quiero plasmar para describir lo que paso….solo diré que muchos salieron heridos, intento de suicidio, familia rota, y mas lagrimas….
Después la familia perdona, te quedas amando pero sin tener amante, si a la vista pero no al tacto, es duro….pero creí que lo había superado, hasta que lo vi en cuidados intensivos casi muriendo, mis piernas temblaban tanto al frente de esa camilla, el no podía abrir los ojos, ni hablar…recordé que en un momento de rabia aquellos deseos de verlo así, pero hay, en ese momento no existían…levantó un poco su mano derecha la puso en sus labios y luego toco los míos….baje llorando….todos se dieron cuenta que lo seguía amando y que el también me amaba……
Pero por mas dolor, aquella era una etapa que ya había dejado de existir…después de unos cuantos meses en el hospital, salio….salio a buscarme…..pero no me encontró…
Me quedo un buen recuerdo, las experiencias, los sustos, las locuras, los verdaderos besos y caricias, el verdadero amor, todo lo que me enseño…me dio autonomía e independencia..Después de eso todo cambio en vida…
Los señalamientos, habladurías y toda aquella manada de envidiosos, chismosos que estaban esperando que la niña linda, perfectita la cagara, no faltaron….fue muy fuerte al principio…pero de aquello también aprendí, a ser sorda y a ser paciente para luego observar como se tragaban sus palabras……
Ahora no me vale nada aquellos juicios de valor sin fundamento
Disculpe pues el haberme extendido..
Muy bueno por ustedes que todo terminara así..
Yo también estoy contenta por como termino mi historia….
Influyo mucho para ser la persona que soy hoy.

elFr!qui dijo...

Qué flipe, creí que ésta eras tú, pero nada más empezar a leer he dicho "mmm, me paece que ésta es otra lara..."

elFr!qui dijo...

Ssstia normal que no lo entendieras... olvidé poner la dirección jajaja, qué gilipollas... que decía que creí que éras ésta otra lara, que había comentado en el blog de un amigo...

http://sobrevivire-lara.blogspot.com/

na, una chorrá, que como también pone una imagen de la Lara Croft, pos ma hecho gracia... na... ni caso...

Cereza dijo...

Increíble historia y muy valiente por tu parte abrirte así, aunque después de todo para eso está un blog.
Felicidades por haber encarrilado tu vida, hay mucha gente que está en tu situación pero no quiere darse cuenta.

Un saludo